La importancia del marketing para tu empresa: el packaging.

Las formas que tiene un producto de transmitir su filosofía y plasmar su imagen es a través de dos elementos principales: el logotipo y el packaging. El logotipo es una parte básica de la identidad de una marca pero en los últimos años la competencia del mercado y las necesidades del consumidor han hecho del packaging un factor determinante en la decisión de compra. Esta herramienta básica del departamento de marketing ha de materializar los valores de una empresa, plasmar en ellos su identidad para contribuir a la imagen que los consumidores tendrán de la marca.

Cuando compras un producto, ¿qué es lo primero que ves? ¿Qué es lo que te llama la atención?


Marina Uceda, directora de la feria Logistics, Empack y Packaging Innovations, explicaba para el periódico ABC que "según uno de los últimos estudios, el 25% de los españoles considera que lo más importante a la hora de consumir un producto es su estética". Efectivamente, lo primero que vemos al comprar un producto es su envoltorio por ser la principal llamada a la atención del consumidor, la primera impresión. Sí, las cosas entran por los ojos y eso lo debemos tener muy en cuenta a la hora de diseñar nuestro packaging. Que no nos guste una cosa no quiere decir que no estemos interesados en ella y es por tanto el envoltorio el principal elemento que logra que sigamos o no interesados por ese producto.

Las últimas tendencias del packaging se centran en un diseño llamativo y elaborado, a poder ser, con productos ecológicos. La ecología y el cuidado del medio ambiente es un valor al alza para un alto porcentaje de consumidores. Éstos hacen uso de productos ecológicos con mayor frecuencia y piden a las empresas que hagan lo mismo y asuman la misma responsabilidad con el medio ambiente. Así, las compañías se empiezan a sumar al carro del consumo responsable, utilizando en el diseño de sus packaging materiales reutilizables que, según Víctor Pérez, responsable de marketing de la empresa de embalaje Rajapack, "no siempre son más caros y las personas le dan mucho valor".

El valor añadido que supone el embalaje de un producto es sumamente mayor que el precio de éste, teniendo en cuenta las ventajas que aportan de cara a la decisión de compra. Muchas empresas coinciden con la importancia de este elemento e invierten grandes cantidades en su elaboración y diseño dando como resultado auténticas obras de arte. Lo cierto es que no hace falta abundantes sumas de dinero para lograr un diseño atractivo para el ojo del consumidor, de ahí la importancia de contar con un buen equipo de marketing, creativo e innovador, que te asesore y logre vestir tu producto con las mejores galas. ¿Te apuntas?

#packaging #marketing #empresa #ecológico