Sé un bloguero legal

Todos conocemos las múltiples ventajas que tiene la creación de un blog corporativo: aumenta el tráfico que recibes desde los buscadores, nos otorga credibilidad y autoridad como expertos en la materia, es una herramienta diferenciadora con respecto a nuestra competencia… pero, ¿te has parado a pensar si estás cumpliendo todos los aspectos legales?


Pocos conocen las leyes que rigen el sector digital, pero lo cierto es que las lagunas antes existentes se van empequeñeciendo y se han ido adaptando normativas para hacer de la red un lugar más seguro para todos los usuarios.


A continuación te doy diez recomendaciones que debes tener en cuenta para que tu blog no te dé dolores de cabeza:


1. El blog debe estar perfectamente identificado. Todo medio de comunicación en Internet debe identificarse con sus datos de contacto, aunque la ley sólo da el carácter de “obligatorio” para aquellos que mantengan actividad económica (inserten publicidad o enlaces publicitarios).


2. Es conveniente incluir en él la licencia de uso que aplicamos para sus contenidos. Esta licencia es la que determina el uso que permitimos hacer o no con nuestros post a terceros. Te recomiendo que en los artículos indiques que el autor de los texto es titular de los derechos y el único capaz de autorizar su reproducción.


3. La información debe ser veraz y estar contrastada. Ante la duda es mejor no informar y olvídate del copiar y pegar.


4. Si incluimos citas de textos ajenos, debemos entrecomillarlos o diferenciarlos del resto (cursiva, subrayado, marcado…) e indicar el autor y la fuente. Hay que tener en cuenta que se pueden reutilizar textos de terceros, siempre que se respeten una serie de límites a los derechos de autor, como sucede con el derecho de cita, que limita los derechos de un creador intelectual respecto al uso de parte de su obra para fines docentes o de investigación. Para que la cita sea legal, la obra original debe de estar divulgada.

blogs menes.png

5. Si queremos incluir imágenes u otros contenidos audiovisuales, estos deben contar con la licencia pertinente para hacerlo y con el permiso del autor. No utilizar aquellos con la referencia “Todos los derechos reservados”. Las fotografías o imágenes que se encuentran en Internet no son de libre uso; para incorporar una fotografía de un tercero se debe pedir permiso al titular de sus derechos para poder compartirlo en su blog, excepto aquellas que utilicen la licencia “Creative Commons”, atendiendo a los términos de dicha licencia.



6. En lo que se refiere a las obras huérfanas, aquellas que son de un autor imposible de localizar, y aunque esto no tiene solución jurídica, se aboga por permitir el uso de dichas obras siempre que se demuestre la búsqueda de los titulares de derechos, antes de usarlas.


7. No publiques fotos ni datos personales sin la autorización de los interesados, sobre todo en el caso de personas anónimas o no conocidas.


8. Procura que los comentarios que se viertan en el blog sean correctos y no atenten contra el derecho al honor de terceros (evita insultos y descalificaciones). Puedes ser demandado, por ser el responsable del blog; es por ello que debes moderar los comentarios.


9. Si decides incluir publicidad, ésta debe estar perfectamente señalizada y evita la propagación de correo basura o no autorizado.


10. Por último, ten cuidado con aquellos links que desvíen a contenidos nocivos. Si el propósito de tu blog es solo lucrativo, lo mejor, para evitar problemas es utilizar material propio.


No olvides que si quieres contar con un equipo de expertos que puedan asesorarte en materia legal para tu blog, web o campaña de marketing estaremos encantados de atenderte. ¡Contacta con nosotros!

Fuentes:

http://www.cosaslegales.es/la-legalidad-de-los-blogs/

http://www.cosaslegales.es/10-consejos-legales-para-blogueros/

TASCÓN, M. (2012). Escribir en Internet. Guía para los nuevos medios y las redes sociales. Barcelona: Galaxia Gutenberg.

Si te ha gustado este post, compártelo. ¡Gracias!

#blog #blogger #leyes #normas #derechosdeautor